Todo empezó una mañana templada de junio de 1967...

... era el día 26 en el partido de  Vicente López, en la Provincia de Buenos Aires, Argentina
La curiosidad y la pasión lo llevaron a formarse en Dibujo y Pintura, desde los 16 años con el Maestro Don Joan Orihuel, artista nacido en Barcelona en 1907, quien fuera pintor de Cámara del Gobierno Español, profesor de la Escuela de Bellas Artes de Gerona, retratista de grandes personalidades de España y Argentina. También cursó estudios dentro del Instituto Nacional de Restauración de Buenos Aires.

Miguel Ángel Protzman, desde muy joven, se entregó a la investigación para profundizar sus conocimientos sobre las técnicas de los Grandes Maestros de la Pintura, y llegó a los Museos más importantes de Europa y Argentina.
Desde 1995 se dedica a la pintura mural, retratos, paisajes, bodegones, etc, desarrollando un estilo propio e inconfundible dentro del REALISMO.

Cuando un gran maestro es creador de maestros

En el año 2000 en la ciudad de Pergamino, Prov. de Buenos Aires, Miguel empezó a dictar clases y trabajar en cuadros y murales, como decorador artístico dentro de la Arquitectura. Empezó a prticipar de exposiciones y muestras de Artes en diferentes ciudades del país.
En el año 2003, se radica en Mar del Plata. Es el momento en el que se inicia el camino de aplicación de todosu caudal de aprendizaje a la docencia y a la producción de Obras.

La madurez entre el Río de la Plata y el Mar

Ya desde 2014 está radicado en el partido de San Isidro. La brisa del delta del Paraná empieza a ser una influencia crucial en el espíritu de su obra. También para consolidar su labor docente entre el dorado del río y el azul del mar.